Psoriasis vs. Lupus: síntomas, opciones de tratamiento y más

El lupus y la psoriasis son enfermedades crónicas que tienen algunas similitudes y diferencias importantes. La psoriasis, por ejemplo, está mucho más extendida que el lupus. La psoriasis afecta a cerca de 125 millones de personas en todo el mundo y solo 5 millones de personas en todo el mundo tienen algún tipo de lupus.


Para más información sobre la psoriasis click aquí … descarga gratuitamente nuestro ebook: “Psoriasis. La Guía Completa” y descubre como tomar el control real de tu condición.

El papel del sistema inmune

Si tienes un sistema inmune normal, saludable y te enfermas, tu cuerpo producirá anticuerpos. Los anticuerpos son proteínas de gran alcance que ayudan a sanar. Estos anticuerpos se dirigen a los gérmenes, bacterias, virus y otros agentes extranjeros.

Si tienes una enfermedad autoinmune, como la psoriasis o el lupus, tu cuerpo produce auto-anticuerpos. Los auto-anticuerpos atacan, por error, al tejido sano.

En el caso del lupus, los auto-anticuerpos pueden causar erupciones cutáneas y dolor en las articulaciones. La psoriasis es principalmente conocida por los parches de placas de piel seca y muerta que se forman principalmente en:

  • cuero cabelludo
  • rodillas
  • codos
  • plieques

Algunas personas con psoriasis también desarrollan artritis psoriásica, que hace a sus articulaciones rígidas y dolorosas.

Síntomas de lupus y psoriasis

lupusAunque los síntomas del lupus y la psoriasis se pueden notar en la piel y en las articulaciones, el lupus puede tener complicaciones más serias. Los auto-anticuerpos que se producen cuando se tiene lupus también pueden atacar órganos sanos. Esto puede llevar a la hospitalización en algunos casos. El lupus puede incluso ser una afección potencialmente mortal.

Los síntomas comunes del lupus incluyen:

  • fiebre
  • fatiga
  • articulaciones inflamadas
  • pérdida de cabello
  • erupción facial
  • molestias en el pecho cuando se respira profundamente

Los dedos también pueden cambiar de color temporalmente si se enfrían.

psoriasisLa psoriasis puede ser incómoda, pero no es una enfermedad potencialmente mortal. Los síntomas de la psoriasis pueden incluir:

  • manchas rojas en la piel
  • piel seca y agrietada
  • comezón
  • ardor
  • hinchazón y rigidez de las articulaciones

Si tienes lupus y una erupción en la cara, la erupción aparece en forma de mariposa y cubrirá el puente de la nariz y las mejillas.

Las erupciones asociadas a la psoriasis pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, y tienden a estar cubiertas de escamas plateadas. Las erupciones de psoriasis suelen estará acompañadas de picazón, sin embargo, las erupciones de lupus no suelen picar.

Primeros signos

Tanto el lupus como la psoriasis pueden estallar, a menudo de forma inesperada. También puedes tener lupus o psoriasis, pero pasar por largos períodos de tiempo en el que no experimentas síntomas evidentes. Los brotes son usualmente precedidos por desencadenantes específicos.

El estrés es un disparador común para tanto la psoriasis como el lupus. Las técnicas de manejo del estrés son especialmente importantes si tienes cualquiera de estas condiciones.

Un brote de psoriasis también puede seguir cualquier tipo de lesión o daño a la piel, tales como:

  • bronceado
  • corte o rasguño
  • una vacuna u otro tipo de inyección

El exceso de sol también puede conducir a un brote de lupus.

Aunque debes mantener una buena salud por muchas razones, es especialmente importante mantener un estilo de vida saludable si tienes lupus. No fumar, comer una dieta bien balanceada, descansar lo suficiente y hacer ejercicio. Todos estos pasos pueden ayudar a reducir la severidad de los síntomas y ayudarte a recuperarte más rápido si tienes un ataque.

¿Quién está en mayor riesgo?

La psoriasis puede afectar a cualquier persona, a cualquier edad, pero el rango de edad más frecuente es entre 15 y 25. La artritis psoriásica normalmente se desarrolla en los años 30 y 40. No se entiende completamente la causa de la psoriasis, pero parece tener un fuerte vínculo genético. Tener un familiar con psoriasis te hace más propenso a desarrollarla.

Tampoco está claro por qué la gente tiene lupus. A diferencia de la psoriasis, el lupus es mucho más probable que ocurra en tipos específicos de personas, las personas hispanas, afroamericanas, y asiáticas se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar lupus que otras personas. Es importante señalar que el lupus puede aparecer en mujeres y hombres, y la gente de todas las edades puede padecerlo.

Tratamientos para el lupus y psoriasis

Hay sólo unos pocos medicamentos para el lupus. Éstos incluyen:

  • corticosteroides
  • medicamentos antipalúdicos, como la hidroxicloroquina (Plaquenil)
  • belimumab (Benlysta), que es un anticuerpo monoclonal

La psoriasis también se trata con corticosteroides. Por lo general, están en forma de pomada tópica. Medicamentos tales como la antralina (ditranol), que ayuda a estabilizar la actividad ADN en las células de la piel es un tratamiento común de la psoriasis. Los retinoides tópicos, que tratan el acné, así como la psoriasis, también se recetan comúnmente para tratar la psoriasis.

Cuándo ver a un médico

Consulta a un médico si presentas síntomas del lupus, tales como:

  • una articulación dolorosa
  • fiebre inexplicable
  • dolor de pecho
  • erupción inusual

Se te pedirá información acerca de tus síntomas. Si tienes brotes, asegúrate de darle al médico una historia clínica detallada. Un reumatólogo, especialista en trastornos articulares y musculares, por lo general trata el lupus, sin embargo, dependiendo de la forma de lupus que afecta a tu cuerpo, puede que tengas que ir a otro especialista, como un dermatólogo o gastroenterólogo.

Del mismo modo, consulta un médico de atención primaria o un dermatólogo si notas manchas secas en la piel en cualquier parte de tu cuerpo y piensas que tienes psoriasis. También puedes ser canalizado con un reumatólogo si tienes articulaciones hinchadas, rígidas o dolorosas.

Para más información sobre la psoriasis click aquí … descarga gratuitamente nuestro ebook: “Psoriasis. La Guía Completa” y descubre como tomar el control real de tu condición.