¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) para las personas con lupus eritematoso sistémico?

consultaLa mayoría de las personas con lupus eritematoso sistémico (LES) llevan vidas normales y activas. El pronóstico para esas personas es mucho mejor de lo que era en el pasado ya que los tratamientos modernos son más eficaces. Para muchas personas con LES, los síntomas son leves o moderados, con poco riesgo para la vida. Los síntomas de las articulaciones y de la piel pueden persistir, pero generalmente se pueden aliviar con el tratamiento adecuado. En la mayoría de los pacientes, el patrón de la enfermedad se establece en diez años, por lo que si los problemas más serios no se han desarrollado en este tiempo, entonces es poco probable que lo hagan.


Lamentablemente para algunas personas, el lupus puede ser grave y potencialmente mortal. Complicaciones como la inflamación grave de los riñones, que lleva a la insuficiencia renal, rara vez ocurre, al igual que el compromiso cerebral severo. Los tratamientos inmunosupresores modernos han mejorado las perspectivas, incluso para las personas gravemente enfermas. Muchos pacientes encuentran que sus síntomas se asientan en la mediana edad y pueden desprenderse del tratamiento.

Otros aspectos de interés sobre el lupus eritematoso sistémico

Evite el sol. La fuerte luz del sol puede agravar los síntomas del LES. La ropa de manga larga y los sombreros de ala ancha son los mejores aliados en un tiempo soleado. En los días calurosos y soleados se debe usar un protector solar con un factor de protección de 25 o superior en la piel expuesta, para protegerse de los rayos UVA y UVB.

Trate de evitar las infecciones. Si ya padece esta enfermedad es más propenso a las infecciones, sobre todo si toma esteroides o medicamentos inmunosupresores. Evite el contacto con personas que tengan infecciones.

Embarazo. Aunque la fertilidad no se ve afectada por lo general en personas con LES, algunas pacientes tienen una mayor probabilidad de aborto involuntario. Las mujeres que tienen los riñones gravemente inflamados debido al lupus pueden tener la presión arterial alta durante el embarazo. No obstante, es probable que la mayoría de las mujeres con LES leve o bien controlado desde el inicio del embarazo, pasen por el embarazo sin grandes problemas.

Algunas píldoras anticonceptivas pueden no ser recomendables en función de la gravedad de la enfermedad. El médico te aconsejará sobre el mejor método de anticoncepción.

Otras enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjögren y problemas de tiroides son más frecuentes de lo normal, si ya se padece esta enfermedad.