Causas del lupus

lupu1sEl lupus se origina cuando el sistema inmunológico ataca los propios tejidos sanos de su cuerpo. Es probable que esta condición resulte de una combinación de la genética y el medio ambiente. Al parecer las personas con una predisposición hereditaria al lupus pueden desarrollar la enfermedad cuando entran en contacto con algo del entorno que actúa como desencadenante. Sin embargo, la causa en la mayoría de los casos es desconocida. Algunas ideas incluyen:


  • La luz del sol. La exposición al sol puede provocar lesiones cutáneas de lupus o desencadenar una respuesta interna en personas susceptibles.
  • Medicamentos. El lupus puede ser provocado por algunos tipos de medicamentos anticonvulsivos, medicamentos para la presión arterial y los antibióticos. Las personas que tienen lupus inducido por fármacos generalmente observan que sus síntomas desaparecen cuando dejan de tomar el medicamento.

Los factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer lupus incluyen:

  • Sexo. El lupus es más común en las mujeres.
  • Edad. Aunque el lupus afecta a personas de todas las edades, se diagnostica con mayor frecuencia entre las edades de 15 y 40 años.
  • Raza. El lupus es más común en los afroamericanos, los hispanos y los asiáticos.

Complicaciones

La inflamación causada por el lupus puede afectar muchas áreas del cuerpo, incluyendo:

  • Los riñones. El lupus puede causar daño renal grave e insuficiencia renal, lo que constituye una de las principales causas de muerte entre las personas con lupus. Los síntomas de problemas renales pueden incluir picazón generalizada, dolor de pecho, náusea, vómitos y edema en las piernas.
  • El cerebro. Si el cerebro es afectado por el lupus, la persona puede experimentar dolores de cabeza, mareos, cambios de comportamiento, alucinaciones, e incluso derrames cerebrales o ataques. Muchas personas con lupus experimentan problemas de memoria y pueden tener dificultades para expresar sus pensamientos.
  • La sangre y los vasos sanguíneos. El lupus puede conducir a problemas de la sangre, como anemia y aumento del riesgo de sangrado o de coagulación de la sangre. También puede causar la inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis).
  • Los pulmones. Tener lupus aumenta las probabilidades de desarrollar una inflamación del revestimiento de la cavidad torácica (pleuresía), lo que puede provocar una respiración dolorosa.
  • El corazón. El lupus puede causar inflamación del músculo del corazón, las arterias o la membrana del corazón (pericarditis). El riesgo de las enfermedades cardiovasculares y los ataques al corazón también aumenta en gran medida.

Otros tipos de complicaciones

Tener lupus también aumenta el riesgo de padecer:

  • Infección. Las personas con lupus son más vulnerables a las infecciones debido a que tanto la enfermedad como sus tratamientos debilitan el sistema inmunológico. Las infecciones que comúnmente afectan a las personas con lupus son las infecciones del tracto urinario, respiratorias, las infecciones por levaduras, salmonella, herpes y culebrilla.
  • Cáncer. Tener lupus parece aumentar el riesgo de cáncer.
  • Muerte del tejido óseo (necrosis avascular). Esto ocurre cuando el suministro de sangre hacia los huesos disminuye, provocando a menudo pequeñas roturas en los huesos y, finalmente, el colapso de los mismos. La articulación de la cadera se daña frecuentemente.
  • Complicaciones del embarazo. Las mujeres con lupus tienen un mayor riesgo de aborto involuntario. El lupus aumenta el riesgo de presión arterial alta durante el embarazo (preeclampsia) y parto prematuro. Para reducir el riesgo de estas complicaciones, los médicos recomiendan demorar el embarazo hasta que la enfermedad haya estado bajo control durante al menos 6 meses.